lunes, 12 de diciembre de 2016

Amazón 2


Los clientes de Amazón sigue guaseandose de muchos de los artículos que vende esta empresa. Seguimos con algunos ejemplos:




Comentarios:


- Cuando vi este boli en Amazón, me pregunté: “Vale, necesito un bolígrafo, ¿pero vale la pena pagar este precio”. Y me dije: “No, tengo un presupuesto mensual de 60.000 dólares para utensilios de escritura y debo vivir con mis medios”. Pero leí que “el clip del bolígrafo tiene forma de espada” y ¿quién puede decir que no a algo así? (...) Al final lo dejé correr cuando vi lo peor que podía imaginarme: piden 4,49 dólares por los gastos de envío. ¿Por un bolígrafo? Eso es ridículo.

- Bonito bolígrafo, pero no dejo de perderlo. Ya he comprado tres. Deberían ofrecerlo en una caja de 20. Buscad buenas ofertas para los recambios de tinta, por cierto. Ahí es donde te timan.

- Si habéis decidido vender vuestra alma a Satán, este es el bolígrafo perfecto para firmar el contrato. Siendo un bolígrafo, es más difícil rellenar el cartucho de tinta con tu sangre o la de un inocente y por eso le pongo cuatro estrellas y no cinco. No se puede ver el detalle en las fotos, pero os prometo que hay una antigua profecía inscrita.

25.999 dólares

- Vivo en Miami y ahora puedo hacer fotos de la Torre Eiffel sin viajar.

- Estaba fotografiando una boda en Orlando desde mi tejado, que está a sólo 50 kilómetros de distancia, cuando rodearon la casa y me apuntaron con armas. El caso es que vivo cerca de un aeropuerto y por culpa del color verde del teleobjetivo, los vecinos lo confundieron con algún tipo de misil tierra aire.


- Compré esta lente con el objetivo de dirigirla al espacio y ver el Big Bang. No quiero hacer spoilers, pero puedes ver a Dios organizando las fuerzas fundamentales de la física. Teaser: NO es un hombre blanco con barba.

- No uséis una linterna a través de esta lente. Yo no lo hice, lo juro, pero creo que la Luna está en llamas.

Figura de acción invisible de Bilbo Bolsón (El Hobbit). 
2,66 libras


- Compré esta figura, pero no sé cuándo llegó, si es que ha llegado. 

- Creo que mi hijo ha estado jugando con ella, pero a lo mejor sólo estaba haciendo gestos extraños con sus manos.

- Compré diez y las escondí para que mis hijos las encontraran. Aún están buscando nueve. Mi mujer encontró una en su lado de la cama. Cuando me preguntó qué era, le dije que se trataba de mi hobbit invisible en miniatura y me contestó que se alegraba de que finalmente estuviéramos de acuerdo en algo. No sé a qué se refería.


Publicado en "Humor".
Pinchar aquí para ver más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario