domingo, 27 de noviembre de 2016

Viaje al fondo del mar


Publicada por primera vez el 8 de octubre de 2011

Viaje al fondo del mar (Voyage to the Bottom of the Sea) es una serie de la cadena ABC emitida en Estados Unidos del 14 de septiembre de 1964 al 31 de marzo de 1968, y que llegó a España unos años después.

De los 110 episodios producidos, 32 fueron filmados en blanco y negro (1964–65) y 78 en color (1965–68) aunque, para mi, todos fueron en blanco y negro.

Las primeras dos temporadas se desarrollaron en la entonces futura década de 1970 y las dos restantes se situaron en la década de 1980.



Es una serie que a mi me encantaba, recuerdo estar jugando en la calle y en el momento que iba a empezar salir pitando para casa. Por esto el comentario igual sale un poco más extenso.

Los domingos por la tarde, el submarino más bonito de la tele iniciaba sus andaduras, cada capítulo, con la presentación de cabecera: un espectacular submarino surgiendo del agua que, inclinado casi en vertical, se daba una gran panzada al caer de nuevo sobre la superficie.


Los protagonistas eran el Almirante Nelson, diseñador del submarino


y el Capitán Lee Crane, segundo al mando del Seaview, que era el nombre del submarino.



Otro protagonista que era uno de los secundarios mas famosos es el marinero Kowalski, que capítulo sí y capítulo también era golpeado con una gran llave fija en la cabeza. Estas llaves servían fundamentalmente para atrancar las escotillas cuando te perseguía cualquier tipo de monstruo marino, robot o criatura similar.



Porque de eso iba la serie: de monstruos de todas las clases y colores.


Los episodios se podrían perfectamente clasificar en cuatro grandes bloques:

Episodios de monstruos pequeños.

Estos monstruos cabían dentro del Seaview y, siempre por este orden, atacaban a algún miembro de la tripulación, le daban con una llave inglesa a Kowalski en la cabeza, se apoderaban de la mente del Capitán o del Almirante, intentaban apoderarse del submarino y, finalmente, eran vencidos por alguna genialidad del Capitán o el Almirante, dependiendo de cual de los dos no estuviera poseído.

Eran simpáticos monstruos de todo tipo, robots asesinos, momias renacidas, hombres lobos, plantas mortales, el Yeti, cyborgs, juguetes mortales, hombres peces, hombres planta etc. El monstruo en cuestión era un actor disfrazado, con su traje de goma, lo que ahora produciría una gran hilaridad al observar los chapuceros trabajos de la sección des sastrería.


Episodios con monstruo gigante.

Como éstos no podían entrar en el submarino solían atacarlo desde fuera para lucimiento de los efectos especiales. Los episodios de este tipo comenzaban con un primer ataque en el cual zarandeaban al buque de izquierda a derecha. La tripulación tenía que agarrase a cualquier sitio para no caer, el Capitán siempre se agarraba al periscopio.

Después de unas serias averías, reparadas por los fantásticos chicos de control de daños, el Seaview contraatacaba por medio del rayo láser de proa, la descarga eléctrica del casco o los socorridos torpedos, que daban buena cuentan de los bichos. Pasaron por la serie pulpos, medusas, ballenas, mantas raya o arañas submarinas gigantes.


Episodios con espía-saboteador-científico loco a bordo.

Este tipo de episodios eran mas tranquilos ya que se trataba de averiguar quién era el saboteador de turno y detenerlo antes de que se apoderara del submarino o lanzara sus misiles balísticos contra alguien. Los espías eran naturalmente del bloque soviético, recordemos que estábamos en plena guerra fría, y pretendían normalmente secuestrar a alguien, al Presidente USA, a un científico famoso o al Almirante, secuestrado en un sinnumero de episodios.

Episodios con extraterrestres.

Por la serie pudimos contemplar multitud de aliens de variado pelaje. Normalmente eran malos e intentaban conquistar el mundo. Por los datos que he podido reunir hay al menos 10 episodios con extraterrestre lo que da casi un 10% de la producción total.


El Seaview se enfrentó esporádicamente a nazis, fantasmas como el holandés errante, piratas representados por Barbanegra, dinosaurios o incluso al Monstruo del Lago Ness. Hay incluso tres viajes en el tiempo, dos viajes espaciales y seres de la cuarta dimensión.

En el apartado de gadgets, que toda serie de ciencia ficción que se precie ha de aportar, se disponía de un artilugio de lo más curioso, y que hizo su aparición en la segunda temporada: el Aereosub. Éste era un aparato capaz de navegar por debajo del agua y volar. Desde siempre me he preguntado de qué demonios estaba construido el trasto, ya que aguantaba unos increíbles chapuzones cuando se sumergía. La secuencia de entrada en el agua, siempre la misma independientemente del episodio en cuestión, suponía que el Aereosub efectuaba un picado contra el agua y entraba sin disminuir la velocidad.



Para profundizar más en la serie podéis visitar esta página.

Y por si os apetece, aquí os dejo un enlace para ver la serie completa


Publicado en "TV - Series de culto".
Pinchar aquí para ver más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario