lunes, 21 de noviembre de 2016

El hombre del tiempo


Publicado por primera vez el 15 de agosto de 2011

En la actualidad la información meteorológica ocupa casi tanto tiempo como el telediario, con sus imágenes del satélite, sus recreaciones por ordenador... pero esta información ha existido desde los principios de la televisión, en los que con un mapa de cartón y una tiza se bastaban para hacernos las predicciones del siguiente día, eso sí fallando bastantes más veces que las que acertaban.

En televisión, el primer hombre del tiempo y sin suda el más popular, con casi treinta años de labor profesional frente a las cámaras fue Mariano Medina.




Ingresó en Televisión española desde la apertura de la cadena en 1956, primero con el espacio diario Del observatorio a su receptor (1956), y después con la sección de El Tiempo en Telediario, hasta 1985, año en que se retiró.

Sus mapas isobáricos trazados con tiza sobre una pizarra, eran antológicos. Con una larga vara señalaba los centros de acción mas relevantes. Siempre hablaba de los barcos "J" y "K" que destacados cual boyas en el Océano Atlántico facilitaban los distintos parámetros meteorológicos de su zona, incluido el estado de la mar. Recordar que no existían ni los satélites ni los ordenadores.



No sabemos si por enchufe o méritos propios, cuando Mariano faltaba, su hermano Fernando también nos ofreció la previsión, quizás de una forma más campechana, menos técnica.


Posteriormente comenzó a aparecer Eugenio Martín Rubio. (Padre de una de las Virtudes)

Era un hombre especialmente simpático, con un cuidado bigote, y que salpicaba con frecuentes bromas sus intervenciones. Frecuentemente mostraba una leve sonrisa como para quitarle importancia al tema.

Un buen día hizo una apuesta a los televidentes de la época sobre el siguiente aserto: "Si nieva en Moscú, y el avión de Nueva York-Madrid tarda menos de seis horas en el trayecto, al día siguiente lloverá en Armería. Como ésto ha pasado hoy, mañana lloverá en Almería y estoy tan seguro que de no ser así mañana me afeito el bigote"

Al día siguiente, y sin hacer ningún comentario sobre el particular apareció con la zona que el día anterior ocupaba el bigote totalmente despejada. Evidentemente Almería en no había caído ni una gota y cumplió su promesa.

Esta foto debe ser después de aquel fatídico día.


En los 70 hubo un relevo generacional en los Telediarios y aparecieron rostros como el de Manuel Toharia.


También a mediados de los 70’s llegó el turno de la primera mujer del tiempo, la gallega Pilar Sanjurjo, muy imitada en su día por Millán Salcedo por su dulce y meloso acento.


Ya en los 80's apareció en pantalla Charo Pascual, que supuso una pequeña revolución.


Tal fue la fama que alcanzó que Charo que dado su poco afán de protagonismo decidió retirarse sin volver a conceder siquiera una entrevista en los años siguientes.

Como decía El País en 1993: "La ex presentadora de los espacios meteorológicos de TVE, ha ingresado en un convento de Londres con el objetivo de llevar una vida espiritual durante los próximos años y tras sentirse "harta de todo" y fracasar en su intento de ir a Somalia con ayuda humanitaria. Pascual asegura que se va a un convento de monjas porque "la vida no me gusta, no hay nada que me estimule, no encuentro el amor, no encuentro absolutamente nada que justifique mi vida terrena".

Luego ya vinieron los que todos conocemos:

José Antonio Maldonado


Paco Montesdeoca


Minerva Piquero


Mario Picazo



Me viene a la memoria ahora una canción que el grupo "Los Mismos" dedicaron al hombre del tiempo:

Los Mismos - El hombre del tiempo (1968)




Publicado en "TV - Series de culto".
Pinchar aquí para ver más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario