lunes, 15 de junio de 2015

Nueva temporada


Y cuando hablo de nueva temporada no me refiero a la del blog. Esta se queda un tiempo en suspenso porque voy de desastre en desastre con la tecnología.

Un día a mediados de mayo mi ordenador no quiso encenderse. Lo desmonté, se lo llevé a mis informáticos de cabecera, y a los dos días lo único que me traje a casa aprovechable fue la grabadora de DVD's y el disco duro. 


El resto fue directamente a la basura.

Cuando aún estaba lamentandome de esto, no se que hice pero perdí el pendrive en el que llevaba todo lo que iba recogiendo para publicar en el blog, así que se me han quitadolas ganas de informática para una temporada.

Con el "éxitus" de mi ordenador se fueron todos esos marcadores que fui recopilando durante bastantes años, y no solo eso, si no que con la función esa de que se acuerde de todos los password y los escriba automáticamente no me acuerdo de la mayoría de ellos, y hay muchos sitios en los que estoy registrado y no puedo acceder porque ni me se el paswword ni la dirección de correo que puse al registrarme.

Así que cuando hablo de nueva temporada me refiero a la de mi nueva "profesión", la agricultura.

Por lo menos esto me da alguna alegría. Ya solo falta que un tormenton de los de estos días me destroce la cosecha, de la que ya empiezo a recoger algo.

Ya están aquí los primeros calabacines y pepinos:


Las lechugas de roble son regalo del vecino



Esta es mi selva pepinera.




Y las flores, que siguen de temporada alta.







Según mi nuevo libro de cabecera, el "Lunario 2015", que fue regalo de Eduardo para mi cumpleaños, estamos en una semana idónea para los cultivos aéreos y como son esos los que tengo espero comenzar la gran cosecha.



Bueno, cuando tenga moral intentaré volver al blog.


Publicado en "Cosas de casa". Pinchar aquí para ver más.



1 comentario:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=U_YEn55bBBw

    ResponderEliminar