sábado, 23 de mayo de 2015

Recuerdos de infancia (...13) - Tebeos

Durante toda la semana tocaba esperar ansioso la llegada del sábado para que cayera en mis manos el ejemplar semanal del TBO. Mi padre compraba todas las semanas la Gaceta Ilustrada y a la vez el TBO para mi.


Para la misma mañana del sábado ya estaba leído y releído, aunque siempre había que echarle otros vistazos a lo largo de la semana, y después guardarlo para la colección, yo no era de esos que los destrozaban.




En aquellos tiempos (mediados de los 60) ya era una revista mítica, quizá la única con historietas para niños, y que consiguió que con el paso del tiempo su nombre fuera adoptado popularmente para todas las revistas infantiles. Fuera cuál fuera la revista que comprabas (Pulgarcito, DDT, TioVivo ...) siempre ibas a por tebeos.





Aquí va una portada del año 1952, en el que yo aún no estaba ni en proyecto, pero el TBO llevaba unos cuantos años de existencia.



Entre sus muchos personajes destacaban:

Los Hermanos Zipi y Zape, con su padre Don Pantunflo y su madrer Doña Jaimita.

Este par de gemelos, que se distinguen entre sí por ser uno moreno (Zape) y otro rubio (Zipi), se caracterizaban principalmente por las endiabladas travesuras en que incurrían a la menor ocasión. 




Su éxito llegó también fuera de España.


La Familia Ulises


La serie está protagonizada por una familia de clase media barcelonesa, formada por un matrimonio de mediana edad, tres hijos, la abuela y un perro.

La sátira de la serie es blanda y amable, sin cuestionar jamás, ni por asomo, el ordenamiento social. Al contrario, suelen ser objeto de burla aquellos personajes que pretenden apartarse de lo habitual y emprender algo al margen de lo cotidiano.



Josechu "El vasco"


Su protagonista, Josechu, muestra una iconografía arquetípica acorde a su doble condición de forzudo (antebrazos y cuello enormes, mentón prominente) y de vasco (ropa blanca, boina y faja roja). La serie no destaca por su gran calidad humorística.




El Profesor Franz de Copenhage y sus famosos "Grandes inventos del TBO"




La popularidad de esta sección llegó a quedar hasta en el lenguaje coloquial, con la frase "es un invento del TBO" para tachar a una idea de estrafalaria o absurda.


Altamiro de la Cueva










Tampoco es cosa de quedarse solo en el TBO que en las otras revistas también había muchos personajes inolvidables.

13 Rue del Percebe


Es una macroviñeta que ocupa una página, dividida a su vez en viñetas no secuenciales, y que muestra en clave de humor un edificio de apartamentos y la comunidad que lo habita. Si quieres recordar a todos su habitantes pincha aquí.





Las Hermanas Gilda


Dos hermanas solteronas, llamadas Leovigilda y Hermenegilda, que viven juntas. Los nombres de la serie y de sus protagonistas remiten a la película "Gilda", estrenada tres años antes en España, así como al conflicto mortal entre los gobernantes visigodos Leovigildo y Hermenegildo, que, además, eran padre e hijo.

Representan la frustración y represión sexual de posguerra, además de constituir una crítica mordaz de las relaciones familiares. Su convivencia es una continua fuente de conflictos en los que abundan las agresiones físicas.

 
Carpanta

Su nombre procede de la voz coloquial "carpanta", que significa, según el Diccionario de la Lengua Española, "hambre violenta". Calmar el hambre es el único objetivo de Carpanta en todas sus historietas, y su empeño resulta constantemente frustrado. La serie refleja las durísimas circunstancias de la España de posguerra, aunque el tono de crítica social es bastante comedido, para eludir problemas con la censura franquista. De hecho, a finales de los cincuenta la censura estuvo a punto de cancelar la serie, aduciendo que "en la España de Franco nadie pasa hambre". Afortunadamente Escobar suavizó sus guiones (por eso el personaje a menudo dice que tiene "apetito", en vez de "hambre") y la serie continuó publicándose en las revistas de Bruguera.





Doña Urraca, un personaje intrínsecamente maligno. Se dedicaba habitualmente a soliviantar a la gente, a sembrar cizaña para activar los malos instintos para abusar de los más débiles, inocentes o personajes despistados. Su único propósito es hacer el mal, sobre todo a Caramillo, su víctima preferida.











Rompetechos


Rompetechos es cabezón, bajito, miope y despistado, siendo su nombre una ironía sobre su escasa altura.





Familia Cebolleta


Centrada en una unidad familiar, se compone de los siguientes miembros: Don Rosendo, el padre de familia siempre metido en líos; Doña Laura, la madre y ama de casa; Diógenes, su hijo; Pocholita, su hija; Jeremías, el loro, y el abuelo Cebolleta, que con su enorme barba blanca y su interminable verborrea. Obsesionado con contar batallitas, ha pasado al imaginario colectivo y a la lengua común a través de la frase hecha: "Cuentas más batallitas que el abuelo Cebolleta".



El Reporter Tribulete


La historieta trata de forma satírica el ambiente en la redacción de un periódico imaginario, El Chafardero Indomable, y se centra en las conflictivas relaciones entre el reportero Tribulete y su jefe, el director del periódico, cuyo nombre nunca se menciona. Como es habitual en las historietas humorísticas de Bruguera, el protagonista suele terminar recibiendo golpes de su jefe como castigo por sus tropelías.

Tribulete es un personaje de pequeña estatura, de largo flequillo dibujado con unos simples trazos, de rostro afable y sonriente, y con una larga nariz apuntada hacia arriba. Su jefe, mucho más alto y corpulento que Tribulete, es calvo y luce un pequeño bigote. Las diferencias físicas entre ambos refuerzan el antagonismo de los personajes y de sus roles en la historia.




Es uno de los personajes de tebeo que tiene hasta su propio sello:




Rigoberto Picaporte


Rigoberto, solterón de mucho porte, siempre ha llevado pajarita, sombrero y bigote. En sus primeras historietas, se dedicaba a intentar conquistar una joven de un nivel social superior, hasta que conoció a la atractiva Curruquita Cencérrez. A partir de entonces, la serie satirizó los empeños del protagonista, Rigoberto Picaporte, por casarse con la joven Curruquita, para lo cual hace lo imposible por agradarlas a ella y a su madre, doña Abelarda.





Anacleto, agente secreto.


La serie es una parodia de las novelas, películas y series de espías, entonces tan en boga. El modelo de Anacleto según su autor Vázquez se basó en Maxwell Smart, el protagonista de la serie televisiva Superagente 86. En Anacleto se hace uso continuado de todos los gags relacionados con el género: mensajes secretos, microfilms, agentes dobles, etc.

El protagonista es un hombre joven, de pelo negro, con un característico mechón en el flequillo y nariz alargada. Viste traje negro con camisa blanca y pajarita. En la boca tiene permanentemente un cigarrillo.





Joaquinete y su Chupete


Aventuras de un niño prodigio.




Pepe el hincha


Su protagonista es Pepe, arquetípico oficinista gris y padre de familia de clase media, de unos treinta y tantos años, con un pequeño bigote y una característica chaqueta roja, que vive por y para el club futbolístico del que es socio y seguidor incondicional, un equipo de segunda categoría llamado Pedrusco, F. C.




El Botones Sacarino



El personaje de Sacarino está fuertemente basado en el personaje franco-belga Gaston Lagaffe, más conocido en España como Tomás el Gafe, que fuera creado por André Franquin en 1957. Ya que en España Gastón no era conocido durante los 70, Ibáñez aprovechó la ocasión para componer un híbrido de Spirou y Gaston, que dio como resultado al Botones Sacarino.



Angelito GuGu

Historietas protagonizadas por un bebé con dos dientes y calvo que va dentro de su capacho saltando por la ciudad o el bosque. La única línea de diálogo del personaje es "¡Gú!". El aspecto físico de Angelito recuerda al del hijo adoptivo de Popeye, Cocoliso.

En sus primeras historietas Angelito era un gamberro que iba provocando el caos allá donde iba, sin embargo la censura franquista con respecto a la historieta infantil se endureció mucho en 1967, por lo que el personaje se dulcificó y ya sus únicas víctimas fueron los personajes que se comportaban de forma incívica o los maleantes que trataban de hacerle algún daño. Además, la serie se volvió más surrealista, con recursos como los paseos campestres con árboles humanizados donde Angelito encontraba todo tipo de criaturas fantásticas y el uso de lápices mágicos que hacían que los monigotes dibujados por Angelito cobraran vida.




La Familia Churumbel


Los Churumbel son una familia gitana que vive en una apartada y humilde casa en el campo, en las afueras de la ciudad. Su única fuente de ingresos es el hurto. Aunque se especializan en animales de granja, lo cierto es que roban todo tipo de objetos, desde relojes de oro hasta locomotoras de ferrocarril, incluso elefantes. A pesar de su aspecto exterior muy humilde, los Churumbel ocultan en su casa cantidades ingentes de dinero y enormes libros contables donde pormenorizan sus ingresos.

En estos tiempos no existía lo de "políticamente correcto"


Bueno, seguro que me he olvidado de muchos y que vosotros ahora mismo estáis echando en falta. Adelante con vuestro comentarios para poder añadirlos.

P.D. Ya se que como siempre faltan los mejores, Mortadelo y Filemón, pero ha sido a idea. En su día tendrán su entrada para ellos solos.



Publicado en "Nostalgia". Pinchar aquí para ver más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario