sábado, 28 de marzo de 2015

Recuerdos de infancia (...8)


Una vez recordada la pasta, vamos con las cosas que utilizábamos en el colegio.

En mi clase los pupitres eran dobles. El primer día del curso intentabas entrar de los primeros a clase para coger uno de los de la última fila y guardarle el sitio de al lado a tu amiguito del alma.


Ni la última fila, ni el compañero de pupitre duraban mucho. A los pocos días el profesor se hartaba de que estuvieras todo el día hablando con el de al lado y te cambiaba a la primera fila con uno de los empollones de clase y a tu amigo lo ponía en la otra punta.

Teníamos un profesor de latín, cura por más señas, que desde el primer día de clase dijo que si no le preparabámos una regla de madera no daba la clase. La mía la cogió un día, y allí murió, se la rompió en la cabeza a uno que estaba hablando.


Había quién era muy perfeccionista y tenía esta regla - plantilla para hacer los títulos de los temas de los apuntes. En fin, hay gente p'a to.


Esto ya era de ricos. El que tenía un Dymo era el rey del mambo y tenía fila todos los días para que te hiciera un rotulico.


Esto si que tenía yo, mi grapadora llavero, con capacidad de grapar por lo menos tres hojas. Más no, que se doblaba la grapa.


No necesitábamos fotocopiadora, las copias se hacían al instante, a la vez que el original.


Estaban muy de moda los cabezones estos para poner en la punta del lápiz.


Y que me dices de lápiz de dos colores


Y las pinturas Alpino como estas. 24 colores, casi nada, igualico que la pantalla de mi PC de ahora que dice que tiene no se cuantos millones de colores.


Para cuando te equivocabas ahí estaba la Milan para sacarte del apuro. 


El lado gris dicen que borraba el boligrafo, pero yo lo más que conseguía era agujerar el papel y dejar un manchurrón negro alrededor.


Y claro, con tanto lápiz y tanta pintura había que mantener la mina en perfecto estado



Los muy osados usábamos este modelo de guillotina. Yo, con mi tremenda habilidad destrozaba el lápiz cada vez que lo usaba, pero que le vamos a hacer, esto era lo más moderno.


En clase también solía haber este modelo de sacapuntas "automático"



Cuando había que pegar algo ahí estaba la Goma Arábiga, con su pincelito y todo.


Y también estaba el pegamento Imedio


Y el UHU, demostrando que la guerra comercial ya era intensa en esos tiempos


Mira que pone clarito como había que pronunciarlo, pero aún así había muchos que lo llamaban el " U, Hache, U"


Pero al final, hasta que no te sabías esto de memoria no aprobabas las "mates"







Publicado en "Nostalgia". Pinchar aquí para ver más.





2 comentarios:

  1. Nos alegramos que somos los primeros a comentar sus recuerdos de la infancia tan interesantes :)
    Tener una DYMO de estampacion en aquellos tiempos era da ricos-Si_, pero ricos de corazon. Estampandolo todo. El puputre tambien mola. Un saludo especial de DYMO por estar tantos años usandolo. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. Nos alegramos que somos los primeros a comentar sus recuerdos de la infancia tan interesantes :)
    Tener una DYMO de estampacion en aquellos tiempos era da ricos-Si_, pero ricos de corazon. Estampandolo todo. El puputre tambien mola. Un saludo especial de DYMO por estar tantos años usandolo. GRACIAS.

    ResponderEliminar