miércoles, 13 de agosto de 2014

Rejuvenecimiento

Me manda Cecilia un anuncio de una oferta que le ha llegado a través de Groupon, y que no se porque cree que me iba a gustar tanto como para ponerla en el blog.

La verdad es que si, que me gusta y hasta le iba a dedicar una entrada para ella solita (para la oferta, no para Cecilia), pero me he acordado de otras cosas que también pegaban con el tema.

Ahí va la oferta:





La verdad es que aunque es un ofertón no se si ha tenido mucho éxito porque como podéis ver aquí abajo hasta ahora no hay más 1 vendido.



Por si os interesa, aún estáis a tiempo de comprar. Aquí va una explicación, más que nada parece que muscula, acorta y estrecha la vagina:




Ya que estaba en la página de Groupon he mirado un viaje en oferta que me ha interesado, y después de leer la oferta, no me queda más remedio que felicitar a los sevillanos. Por fin tienen playa propia:



Joder, "pueblo costero de la provincia de Sevilla".

A lo que vamos. Con esto del "rejuvenecimiento vaginal" me he acordado de otra cosa que estaba muy de moda en USA hace unos pocos años: El "Blanqueamiento anal", del que aún quedan anuncios por la red.


 Os explico en que consiste:



Hasta he encontrado imágenes del antes y después


y ahí es nada, un vídeo de una muchacha haciéndoselo.




Como dicen en 20minutos.es:

"La primera vez que oí hablar del blanqueamiento anal pensé que era una broma. Fue gracias a Paris Hilton, que reconoció públicamente hace unos años haberse sometido a uno. Se ve que la inquieta muchacha ya se había aburrido de comprarle todo lo comprable a su chihuahua y pensó que estaría genial que su ojete hiciera juego con el tono de su pelo. Esta técnica, conocida como anal bleaching, se puso de moda entre strippers y actores porno, y en menos que canta un gallo se convirtió en el “no va más” de las clínicas estéticas al otro lado del charco, especialmente en Miami, Colombia y Venezuela.

Que una cosa es hacerse las ingles brasileñas  y otra muy distinta acabar con un láser tipo Darth Vader chamuscándote el periné. Como si el macizo de turno se fuera a ir a la cama contigo solo porque tuvieras el ano más blanquito del lugar. A menos que se trate de un racista anal, claro está."

Yo creo que mejor que blanquear será el disimularlo con un bonito tatuaje.




Venga os dejo hasta otro día.





Publicado en "Humor". Pinchar aquí para ver más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario