domingo, 11 de mayo de 2014

Pasó la guadaña

Tengo un amigo que cuando bebe bastante más de la cuenta y se pone muy malico dice que al meterse en la cama ve la guadaña le va pasando por debajo de la puerta de la habitación.



Púes bien, esta semana, en vez de pasar por su casa ha pasado por mi huerto. 

Fase 2: K O



Tan majica que tenía toda mi plantación, han llegado unos días de viento y frío y les ha dado por el cuello a más de la mitad de mis plantas.

Esto debía ser melón


De la docena y media de pimientos del cristal han quedado estos tres


El resto ha decidido secarse


De la docena de sandías esta es la más decente que ha quedado. Ya me dirás que futuro tiene.



Las piparras, todas para el arrastre, no me ha quedado ni para coger para unas pochas. Los calabacines, que crecen solos hasta en el desierto, también han cascado la mitad. Por lo menos los tomates están majos y creciendo.

Lo único que va estupendamente son las flores.

Estos cardos, que crecen solos todos los años, y parece que no hay quién los mate.



Las dalias y gladiolos



Otras que no hay manera de matar y año tras año florecen





Por lo menos comeremos granadas.



La uva ni probar, mucha hoja y poco racimo, y el crece enseguida se pone negro.



Y nada, os dejó que me voy otra vez al vivero a comprar para plantar todo otra vez.
 


Raquel, como siempre tan práctica, me propone cambiar los cultivos:





Publicado en " Cosas de casa". Pinchar aquí para ver más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario