viernes, 4 de octubre de 2013

Vídeo viral

Mi peródico
Bueno, después de casi un mes dedicado a otros menesteres más gratificantes para mi en este momento (la agricultura principalmente) hoy vuelvo al tajo con un vídeo viral. 

Para los que no estéis muy puestos en estos términos decir que viral se refiere a que se reproduce a la misma velocidad que los virus, vamos que es un vídeo que lo está viendo mucha gente en estos días.


Supongo que habréis oído hablar de ella, se llama Marina Shifrin, y es una guionista y humorista de 25 años que hasta este sábado trabajaba en una productora de Taiwán pero estaba harta de hacer vídeos en los que solo importaban las visitas y no la calidad. Así que decidió dejarlo. 



Lo dejó a lo grande, con un vídeo de un par de minutos que se titula "un baile para mi jefe" en el que aparece ella, con gafas, americana y moño, con un aspecto muy profesional, bailando por toda la oficina haciendo el tonto con una canción de Kanye West. El vídeo está grabado a las 4,30 de la mañana, cuando aún no había llegado nadie al trabajo y va explicando con frases sobreimpresas por qué se va. 

"Durante casi dos años he sacrificado mis relaciones personales, tiempo y energía por este trabajo. Y todo lo que le preocupa a mi jefe es la cantidad de vídeos y las visitas que tiene cada uno. Así que se me ha ocurrido hacer un vídeo a mi manera".



El vídeo lleva 5 millones de reproducciones en 4 días.

Hasta el jefe ha acabado entrando en la polémica y se ha defendido diciendo que sí, que la audiencia le preocupa porque paga las facturas y que eso no quiere decir que no le preocupe la calidad, y que le dieron oportunidades creativas a Marina que no aprovechó y ha respondido con otro vídeo.


Si en el original Marina bailaba con muy poca gracia al ritmo de Kanye West en una oficina desierta a las 4:30 de la mañana, en su secuela los protagonistas siguen danzando fatal el mismo tema y el local está lleno de trabajadores que se suman a la venganza. "Estamos en mitad de un turno de 8 horas y estamos AÚN en el trabajo", dice el rótulo sobreimpreso.


El nuevo vídeo contiene un mensaje claro y opuesto al de Marina, con el que acaba: "Estamos contratando". En el minuto y medio que dura hace un repaso de algunas de sus ventajas como empresa, como contratar en base a las habilidades danzando de los candidatos o disfrutar de sauna o piscina.



 

No se porqué, pero a mi todo esto me suena cada vez más a un montaje publicitario. Y muy bien hecho por cierto.




Publicado en "Noticias". Pinchar aquí para ver más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario