sábado, 6 de octubre de 2012

Las leyes son como las mujeres, están para violarlas

Hoy nos hemos desayunado con esta preciosa frase de un cargo público, un tal José Manuel Castelao, Presidente del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior.

Para que todos lo tengáis bien fichado, esta es la foto de este "caballero"


Según sus explicaciones posteriores, parece ser que intentó hacerse el gracioso con este chiste, pero le quedó totalmente fuera de tono.

José Manuel Castelao dimitirá como presidente del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior tras difundirse que en una conversación con otros consejeros dijo que "las leyes son como las mujeres, están para violarlas". La Secretaría del Consejo ha comunicado oficialmente su renuncia al cargo "por motivos personales".
Se da la circunstancia de que este personaje fué nombrado para el cargo el pasado lunes, con lo que el mismo le ha durado 4 días. Espero que no le quede un año de cobrar cesantía y el paro.

La polémica conversación se produjo el pasado martes, en el marco de la mesa encargada de los temas de Educación y Cultura y cuando se cumplía su segundo día como presidente de los españoles en el exterior. Según informa 'El País', Castelao estaba reclamando el acta de la reunión pero faltaba un voto cuando ante la sorpresa y el estupor de los presentes soltó: "No pasa nada. ¿Hay nueve votos?
Poned diez... Las leyes son como las mujeres, están para violarlas".

En conversación telefónica con Europa Press, Castelao Bragaña ha reconocido que "existieron" las palabras que originaron la polémica, "pero no con el sentido que quiso dársele". Perceptiblemente emocionado, este emigrante y político gallego ha sostenido que "lo que quería decir es lo contrario" y no tuvo ánimo de ofender "a nadie y menos a las mujeres", por las que dijo sentir "admiración y respeto".

Escuchemos sus explicaciones en la "Cadena Ser




En conversación telefónica con Europa Press, Castelao Bragaña ha reconocido que "existieron" las palabras que originaron la polémica, "pero no con el sentido que quiso dársele". Perceptiblemente emocionado, este emigrante y político gallego ha sostenido que "lo que quería decir es lo contrario" y no tuvo ánimo de ofender "a nadie y menos a las mujeres", por las que dijo sentir "admiración y respeto".

Más allá de este suceso, se me plantea ahora otros temas: 

¿Que es el  Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior? 
¿Para que sirve? ¿A que se dedican?
¿Quién conocía este consejo la semana pasada?
¿Cuantas personas trabajan en este organismo?
¿Cuantas de ellas son cargos políticos nombrados a dedumen?
¿Cuanto nos cuesta cada año?

Buena ocasión para disolverlo y comenzar a ir ahorrando algo.


Publicado en "Noticias". Pinchar aquí para ver más.


2 comentarios:

  1. llevamos una temporada en la que, menos los ciudadanos,los demás hacen y dicen lo que les dala gana

    ResponderEliminar
  2. Fernando Aramburu escribe en su blog, a propósito de una presentación de su libro:
    "Me flanquearon hembras a la mesa. Estaba, pues, como en casa. Es que congenio con el rebaño cuando es bello y huele bien".
    Y se queda tan ancho.

    ResponderEliminar