miércoles, 4 de enero de 2012

Ciudadanos contra Metro de Madrid por una campaña publicitaria

Las redes sociales están que arden a ráiz de una campaña publicitaria de la compañia del Metro de Madrid.

El anuncio promociona el uso del suburbano con el argumento de que es el más barato de algunos de los más importantes del mundo, para lo cual muestra una tabla comparativa con los precios que se abonan en cada uno de ellos, enfrentándolos a los 1,50 euros que se piden en Madrid por cada viaje.

La pólvora se ha encendido después de que un espontáneo añadiera sobre uno de los carteles el sueldo mínimo que se abona en cada uno de esos países, una anotación que deja en clara desventaja a los datos españoles. Para ello, donde la campaña decía "Comparativa con otros metros del mundo", el espontáneo ha tachado y rescrito "Comparativa con otros salarios mínimos del mundo".



Una foto del susodicho cartel en la red y no hizo falta más: Menéame, Twitter, Facebook... El tema fue creciendo como la espuma en las principales redes sociales, hasta convertirse en el más comentado en algunas de ellas.

¿Es tan barato el metro de Madrid como dice su última campaña o tan caro como lo pintan algunos de sus usuarios? 

Los anuncios de Más por menos de la empresa pública han motivado las críticas de muchos viajeros, que consideran que al comparar el precio del billete en distintas ciudades hace  "publicidad engañosa", ya que el nivel de vida es diferente. 

Un estudio del banco UBS muestra los salarios medios netos de los ciudadanos de las principales ciudades del mundo, lo que permite hacer una comparativa más realista. La conclusión es que, tras la subida de agosto, el suburbano más económico pasó a ser el de Nueva York. Con la decisión del Consorcio Regional de Transportes, el billete madrileño se equiparó al nivel de los de Estocolmo y París, siempre en comparación con el nivel salarial.


Ahora, la capital española se encuentra al mismo nivel que la francesa o la sueca. Una vez divididos los precios entre los niveles salariales, el billete sencillo de París y Estocolmo pasarían a valer 1,51 euros. El resto de ciudades tiene un tique más caro incluso trasladando el mayor nivel de salarios . Pero las diferencias con el billete de Madrid se estrechan de forma sensible. Así, el sencillo de Berlín sería de 1,97 euros; el de Oslo, 2,22; el de Ámsterdam, 2,33; mientras que el más caro continuaría siendo el londinense, con 3,62.

 Publicado en "Noticias", pinchar aquí para ver más.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario