viernes, 16 de diciembre de 2011

Unos se lo llevan...

Así está lo cosa en España, y me parece que en todo el mundo.

Unos se lo llevan:

González Pons firmó el convenio de cinco millones con Urdangarin


El popular suscribió el proyecto de Juegos Europeos otorgado cuando era 'conseller' en la Generalitat valenciano.



Y otros lo tiran (esperemos que a la vez no se quede algo entre los dedos)


Un juez condena a Tudela a pagar 450.000 euros a la empresa del parque Champiñonera

Anula la sanción por demora y culpa de los problemas al proyecto; el ayuntamiento recurrirá

El Juzgado Contencioso Administrativo ha condenado al Ayuntamiento de Tudela a pagar 450.804 euros a la empresa Obenasa, que ejecutó las obras del parque de la Champiñonera, porque considera que la responsabilidad de los problemas surgidos no es de la constructora, sino de deficiencias del proyecto que aprobó en su día el consistorio, realizado por el arquitecto José Ignacio Zuazu, también director de obra. La sentencia no es firme y el ayuntamiento anunció ayer que recurrirá.



El juez anula dos acuerdos municipales. El primero es el de la liquidación final de la obra, con la que no estaba de acuerdo la empresa. Según explicó ayer la concejal Reyes Carmona, la empresa pedía 621.643 euros por diferencias en el cálculo de mediciones, nuevas actuaciones que se ejecutaron y trabajos que la empresa defendía que había realizado y que no se incluyeron en la liquidación. El tribunal reconoce en parte la petición de la constructora y cifra estos trabajos en 388.404 euros. El resto, 62.400 euros, es la cantidad con la que el ayuntamiento sancionó a Obenasa por la demora a la hora de concluir la obra.

De hecho, el informe achaca también el retraso a deficiencias en el proyecto y no a la ejecución de la obra. Asegura que el hundimiento se produjo al reducir con el desmonte el espesor de las bóvedas de ladrillo de la antigua champiñonera y que también rompió el equilibrio de las bóvedas naturales. Además, añade que el agua de lluvia y riego también contribuyen a la inestabilidad; y que el relleno se realizó "en unas condiciones difíciles para su compactación y con una solución inicial deficiente y poco clara". 


A este respecto, añade otros fallos como no prever unas juntas necesarias para absorber las contracciones y dilataciones térmicas. De la misma forma, se refiere a la denuncia de la dirección de obra de que la empresa no hizo una berma tras el bordillo y que esto provocó la aparición de grietas en sus proximidades, aunque el informe responde que también existen grietas en el lado opuesto. Por todo ello, considera que no se puede achacar el retraso a la empresa.

El parque tenía un presupuesto inicial de 1,4 millones de euros, pero al final ha superado ligeramente los 2 millones.

REYES CARMONA CONCEJAL DEL ÁREA DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO
"Si ha sido un fallo en el proyecto reclamaremos a la dirección de obra"

Resaltó que el ayuntamiento no pagó en su momento lo que pedía la empresa porque la dirección de obra y el arquitecto municipal consideraron que se debía a una mala ejecución.


Suma y sigue (455.000 € de las piscinas cubiertas + 450.000 del parque de la champiñora + ...).
 
 
Publicado en: Cosas de casa (Pinchar aquí para ir)


No hay comentarios:

Publicar un comentario