lunes, 28 de noviembre de 2011

Urdangarín (y3)

CASO PALMA ARENA

Urdangarin desvió a su empresa familiar 600.000 euros de dinero público mediante la emisión de facturas falsas.

El duque de Palma desvió al menos 600.000 euros del Govern balear y la Generalitat valenciana a Aizoon, la promotora inmobiliaria que comparte con su mujer, la infanta Cristina. Las investigaciones apuntan a que lo hizo mediante facturas falsas. Cobró por unos servicios que habían realizado otros profesionales, según pública el diario El Mundo en su edición de hoy.

El juez del caso Palma Arena y la Fiscalía Anticorrupción investigan la presunta comisión de cuatro delitos por parte del duque de Palma y su entorno más próximo: malversación, fraude, falsedad y prevaricación.

Iñaki Urdangarin se llevó, como mínimo, a su empresa familiar 600.000 euros públicos de los dos congresos que organizó en Baleares en 2005 y 2006 y de unas jornadas similares en la Comunidad Valenciana (Valencia Summit) y no se descarta que esta cifra pueda llegar a ser superior ya que la investigación del juez José Castro y de la Fiscalía Anticorrupción no ha concluido.

El concepto para cobrar esos 600.000 euros fue por "Gestión de la logística" del Illes Balears Forum y del Valencia Summit. 
 
Trabajadores del Instituto Nóos dijeron a los agentes de la Policía Judicial que "la logística no la pudo hacer Aizoon ni ninguna otra empresa porque las llamadas de teléfono, las reservas de hoteles y las invitaciones a los ponentes corrieron a nuestro cargo".
 


Aizoon, la empresa que comparten los duques de Palma al 50%, expidió varias facturas por estos trabajos, que, según sostienen fuentes de la investigación, jamás se realizaron, informan Eduardo Colom y María José García.

La primera de ellas tiene como fecha el 25 de noviembre de 2005, es decir, cuando aún se estaba celebrando el primero de los congresos sobre Turismo y Deporte que organizó junto al Gobierno balear. Sí indica la cifra que tiene que ingresarle el Govern en su cuenta privada: "116.238 euros".

Por las jornadas baleares, de dos días y medio de duración cada una, el duque de Palma y su álter ego, Diego Torres, se llevaron 2,3 millones de euros en 2005 y 2006. La Agencia Tributaria y la Policía Judicial apuntan que el coste real fue de poco más de 100.000 euros por edición.


'El diseño'
 

Esta situación se repite todavía con otra empresa más controlada por Urdangarin y su socio Torres: Nóos Consultoría Estratégica, S.L. Esta sociedad, tal y como reveló este periódico, cobró de la entidad sin ánimo de lucro por "el diseño" de los ciclos de conferencias al menos 145.000 euros. Paradójicamente, de manera paralela, el mismo Instituto Nóos contrató a una empresa catalana especializada en este tipo de trabajos por sólo 34.000 euros para que llevase a cabo la confección del proyecto.

Al igual que en el caso anterior, la Policía Judicial considera acreditado que no existen trabajos realizados por el marido de la Infanta Cristina y su mano derecha en este sentido, y que los recibos presentados bajo este concepto son también falsos.

Al ser requeridos por el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma para que aportaran la totalidad de los justificantes de las subvenciones otorgadas por el Govern balear para desarrollar las charlas sobre Turismo y Deporte, el socio del duque de Palma no aportó la totalidad de las mismas.

En el montante total de recibos presentados por los antiguos responsables de Nóos al juez José Castro han sido detectadas, además de estas facturas vacías de contenido, otras referentes a trabajos que no se corresponden con las conferencias celebradas en Mallorca.



En este sentido, han sido colados gastos procedentes de la organización del Valencia Summit y hasta recibos y billetes de avión empleados para promocionar la iniciativa del Instituto Nóos en otras comunidades españolas como Andalucía y Cataluña, y países como México.


La bola sigue creciendo y de Mallorca se pasa a la peninsula, y de los entes publicos a los privados. Que verguenza. Esperemos que esto no acabe en Borbón y cuenta nueva.

Iñaki Urdangarin pegó 'pelotazos' con un sinfín de organismos por toda España 

La empresa de Iñaki Urdangarin, el instituto 'sin ánimo de lucro' Nóos no firmó solo convenios inflados con el Govern balear y la Generalitat Valenciana, sino que ofreció sus supuestos servicios de asesoramiento sobre patrocinio, mecenazgo y organización de eventos a un sinfín de empresas e instituciones de toda España.







La investigación que lleva a cabo el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, junto con la Fiscalía Anticorrupción y la Policía Judicial, bautizada como operación Babel, ha descubierto múltiples contrataciones en el ámbito público, entre ellas con los ayuntamientos de Alcalá de Henares y Mataró. Este último empleó la formula de contratos menores, que permite eludir el preceptivo concurso publico, y adjudicó pagos de entre 12.000 y 30.000 euros a la empresa del Duque de Palma.

En el ámbito privado, compañías como Telefónica y Aceralia, o instituciones como la Sociedad General de Autores (SGAE) pagaron a Nóos por estudios para mejorar su imagen u organizar actos institucionales. En el caso de la entidad que dirigía Teddy Bautista la factura superó los 400.000 euros.

Otro descubrimiento relevante han sido los pagos efectuados a Nóos por equipos de fútbol como el Valencia o el Villareal. El conjunto de Castellón llegó a abonar 690.000 euros por un informe de una decena de folios.



Les falta poner Noos en la camiseta.

En cuanto a la contratación con las comunidades autónomas, los investigadores han descubierto, por ejemplo, un nuevo convenio mediante el que se encargaba al duque de Palma y a sus socios que Valencia se convirtiera en sede de los Juegos Europeos. La Policía Judicial ha determinado que hubo un pago de 386.000 euros de dinero público, aunque la ciudad nunca acogió tal evento.



Publicado en: Noticias (Pinchar aquí para ir)

No hay comentarios:

Publicar un comentario