miércoles, 12 de octubre de 2011

También estamos perdiendo el sur.

Sigo leyendo elmundo.es de hoy día 12 de octubre de 2011, y confirmo que ademas de "el norte", también estamos perdiendo "el sur", sobre todo las mujeres.


No es el aumento de pecho, ni la eliminación de las cartucheras o de las arrugas los tipos de cirugía estética que están en alza. Ahora, al parecer, lo que las mujeres desean es disminuir el tamaño de sus labios vaginales.

En nuestro país, y tal y como se ha puesto de manifiesto durante el Congreso de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (Semal) celebrado en Madrid, las intervenciones cirugía estética íntima se han duplicado en los últimos cinco años. Entre las técnicas más demandadas están la lipoescultura del pubis o del monte de Venus, el estrechamiento vaginal, la reconstrucción del himen o la reducción de los labios vaginales.


Conocida como labioplastia reductora o ninfectomía, se recomienda a mujeres que por razones congénitas u otras causas presenten labios vaginales mayores o menores de un tamaño anormal, asimétrico o colgante. "Yo prefiero hablar de proporción. Si los labios mayores son demasiado finos, por ejemplo, no cubren los menores entonces da la sensación de que son de mayor volumen", destaca el experto de la SECPRE.
Insiste, además, en que los motivos para "su remodelación son múltiples como la incomodidad al vestir prendas cada vez más ajustada o al llevar trajes de baño. También por molestias durante la práctica de deporte, como montar en bicicleta".



Formando parte de la unidad estética de los labios menores se encuentra el capuchón del clítoris. "Esta área de piel que recubre el clítoris puede tener también un tamaño más grande del adecuado protruyendo hacia el exterior a modo de pene. En ocasiones el capuchón y el propio clítoris se encuentran descendidos por debajo de su lugar ideal. Estas circunstancias descritas pueden e, incluso, deben ser corregidas si se detectan para poder conseguir un resultado adecuado", añade.

Pero la motivación estética es la que más empuja a las mujeres hacia la cirugía vaginal. "Lo demuestra el grado de satisfacción con la técnica en el 99% de las intervenidas", agrega el cuirujano Chamosa. Y también el hecho de que el primer estudio llevado a cabo sobre las verdaderas dimensiones de los labios vaginales de las que desean pasar por quirófano para modificarlos revele que todas tenían un tamaño considerado como normal.

Pese a que los propios investigadores británicos reconocen que dado que la "definición de un labio menor normal resulta problemática, el criterio para intervenir o no suele ser del cirujano. Por este motivo, y dado el aumento de estas intervenciones y la edad de algunas de las solicitantes, los resultados de este estudio plantean un dilema ético".

Para el doctor Chamosa se trata de una buena propuesta. "Creo que deben hacerse este tipo de protocolos, pero teniendo en cuenta en ellos muchas variables. Por ejemplo el tamaño de los labios dependerá también de la altura y peso de la paciente, por lo que no se pueden establecer longitudes cerradas".

Publicado en: Noticias (Pinchar aquí para ir)

Entrada relacionada: Estamos perdiendo el norte




No hay comentarios:

Publicar un comentario