lunes, 20 de junio de 2011

¡Ostias!

De vez en cuando ves cosas que te asombran, que te acojonan, que te dejan boquiabierto, son momentos en los que no puedes reprimirte y sueltas el palabro.

Estos son algunos de los casos que a mí me hacen decir ¡OSTIAS!





No cariño, dentro del agua no pesas nada, glub,glu...


¿Quién me toca los dientecitos?


















1 comentario:

  1. ¡Ostias! ¡Qué prolífico estás! Y qué monotemático. Rebusca entre las "cajas" de tu cerebro y verás que hay más (je je). Aunque quizás a los hombres se os ha roto la tapa de "esa" caja y no la podeis cerrar. Y por cierto, para máquinas de follar, donde estén las de carne y hueso, que se quiten los artilugios.

    ResponderEliminar