sábado, 28 de mayo de 2011

Ley Sinde

Hace unos días leí un articulo de un escritor en el que hablaba de la ya famosa Ley Sinde para prohibir las descargas.  
Como toda persona que vive de los derechos de autor no estaba a favor de las descargas gratuitas, pero aprovechaba para lanzar dardos envenenados sobre otro tipo de "descargas gratuitas" que no solo no están mal vistas, sino que están fomentadas por todas las administraciones.
Su tesis era algo así:

Primer supuesto:
Una persona compra compra un libro electrónico por internet, paga sus 12 o 14 euros, de los que 1 o 2 van para el escritor y el resto para la editorial.
Esta persona comparte su compra por internet y el libro se lo bajan 1.500-2.000 personas, muchas de ellas ni lo leen, simplemente lo bajan por tenerlo, porque es gratis y así luego pueden decir que tienen una biblioteca de 5.000 libros.
Esta persona, así como el servidor donde lo ha subido, la página en que ha publicado el enlace y todos los que se lo bajan son unos piratas cojos, con pata de palo y parche en el ojo (como decía Sabina).




Me ha gustado esta versión en directo.




Bueno, ya empiezo a irme por los cerros de Úbeda, aunque nunca mejor hecho hablando de Joaquín Sabina (Úbeda, Jaén, 12 de febrero de 1949)

A todas estas personas la nueva ley, aprobada por casi todos los partidos, les persigue, les multa, les corta la conexión a internet e incluso les mete a la cárcel si son reincidentes, son todos unos peligrosos piratas peores que el Patapalo de Kiko Veneno, que es un pirata malo que come pulpo crudo y bebe agua de mar, y que está dejando a los "creadores" sin su sustento y en la miseria más absoluta.



No he conseguido encontrar un video de Kiko

Segundo supuesto:
Una persona va a una librería, compra el mismo libro, le cuesta algo más de dinero (poco más), el escritor recibe también 1 o 2 euros y el resto para la editorial, que descontado los gastos de impresión, distribución etc, gana menos dinero que en el caso anterior. 
La persona que ha comprado el libro lo pone en un edificio público a disposición de todas las personas que quieran leerlo. El que le interesa lo coje, de forma totalmente gratuita por supuesto, se lo lleva a su casa, lo lee y lo devuelve para que otra persona haga lo mismo, y así sucesivamente durante años y años.

Esto no se llama pirateo, esto se llama cultura y es un trabajo que hacen todas las bibliotecas públicas de España y pobrecito del que se ponga en contra de la difusión de la cultura a toda la población.
Las administraciones públicas dedican gran cantidad de fondos públicos a construir los edificios, el barco pirata, pero no el de los Cliks, contratar personal que gestione los libros, etc...


El articulo me chocó, nunca me había dado por mirar la situación de esa manera. Por supuesto, al final, como escritor que es "arrimaba el ascua a su sardina"  con la solución que proponía, y que no era otra que el que el Estado pague a cada escritor una cantidad cada vez que presta el libro en una biblioteca, vamos, que apoquine una pasta por cada lector.

Bueno, ya tenemos algo en lo que pensar un ratico.

1 comentario:

  1. ESTA VERSION EN DIRECTO ES UNA PASADA , ME HE VISTO UN MONTON DE CANCIONES , ESTAN DE LA LECHE,,,,

    ResponderEliminar