miércoles, 25 de mayo de 2011

El candidato que no se votó ni a sí mismo.

Esto de las elecciones siempre nos trae anécdotas curiosas, aquí van unas cuantas de Almeria (que nos cae cerca)

Que te presentes a candidato y que no te vote ni tu familia tiene narices, pero que un candidato no se vote a sí mismo puede ser interpretado ya como una forma de rizar el rizo del disparate electoral.
Esto es lo que ha sucedido en Benitagla, en la almeriense Sierra de los Filabres, de sólo 84 habitantes, donde la lista del PSOE no ha obtenido ningún voto, según el escrutinio oficial del Ministerio del Interior. El candidato socialista en este pueblo era Sergio Moral Moya.


Esta no ha sido la única sorpresa en este pueblo, puesto que la lista de Izquierda Unida ha recibido sólo 2 votos, a pesar de que en sus lista iban 3 personas.
Casos similares a los de Benitagla, aunque sin llegar al extremo de que ni siquiera el candidato se vote a sí mismo, se han producido en otros cinco pueblos almerienses, donde ni siquiera se han votado los miembros de determinadas listas. Por no hablar ya de sus familiares.
En Suflí, el Partido Andalucista ha conseguido sólo dos votos, a pesar de que las listas están compuestas por siete personas, los mismos concejales con que cuenta la corporación local. El PSOE ha logrado en el pueblo unos resultados un tanto mejores, pero también ha echado en falta el voto de la familia, al lograr 11 votos. El ganador en el pueblo ha sido el PP, con 114 votos y cinco concejales.
El partido que más ha sufrido la desgana de sus propios militantes ha sido Izquierda Unida, como demuestra el hecho de que en hasta tres municipios almerienses no haya conseguido siquiera el voto de todos sus candidatos. Esto ha sucedido en Abrucena, donde la coalición ha obtenido cuatro votos, mientras que las listas son de nueve miembros; en Tahal, con cinco votos -listas de siete- y Padules, con cinco votos para una lista de cinco miembros. En Enix, el resultado para IU fue ligeramente mejor, pues consiguió que la votaran exactamente todos los miembros de la lista, es decir, siete electores, aunque ni un solo familiar les apoyó.
En Turrillas, por su parte, fue el PSOE el que no logró el voto de los cinco miembros de su lista, al lograr sólo tres sufragios.



Abstención total en un pueblo de Tarragona

Ninguno de los 112 vecinos de La Vilella Alta acudió a votar en señal de protesta porque solo se había presentado una lista, del PP, con un candidato que reside en las Islas Canarias. Nadie en el pueblo pudo dar con él, ni le conocen, ni le han visto nunca, con lo que los vecinos se pusieron de acuerdo y decidieron que nadie fuera a votarle. Todos lo cumplieron, por lo que ahora no se han podido elegir los 5 concejales con los que cuenta el Ayuntamiento y el panorama político en el municipio es incierto. El actual alcalde en funciones, se ha visto obligado a formar una gestora para gobernar el pueblo hasta que se decida si se convocan unas nuevas elecciones.
En un primer momento, aparte del Partido Popular, también presentó una lista el PSC. Pero la candidata tampoco es de La Vilella Alta, sino que reside en Reus. “Desde el Ayuntamiento y también los vecinos, pudimos contactar con ella a través de Facebook, y todos le aconsejamos que no presentara”, explica Jaume Figueres, regidor en funciones de La Vilella Alta. La socialista decidió retirar la candidatura el pasado viernes, a solo dos días para los comicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario